martes, 7 de octubre de 2008

Primer comic pagado con libras...


... a base de sudar café.
El otro día terminé pronto de trabajar y me fui a perderme por Forbidden Planet, una de las tiendas de comics más grandes en las que he estado. Tiene dos plantas, la parte de arriba es todo merchandasing, hay millones de artículos por los que me quedaría en la ruina, así que procuro dar un vistazo rápido y no caer demasiado en la tentación, y luego tienes la planta baja y,... es peor aún, estanterías llenas de libros y cómics de todos los tipos que quieras y los mejor de todo es ver a los frikazos que trabajan allí, todo unos auténticos ejemplares del medio. Para mi que hacen un casting de alto nivel porque a cada cual mejor, intentaré hacer fotos de los susodichos en mi próxima visita. Bueno, finalmente acabé comprandome lo último de Jeffrey Brown, que ya tenía ganas, son de esos comics costumbristas que me gusta leer, disfruto la sutileza con la que describe las cosas que le pasan y además práctico el inglés, siempre mejorando. Por cierto me paso el día en el Starbucks, tendría un millón de historias que contar, porque creedme, si vendiendo ordenadores en el Carrefour ya me pasaban cosas extrañas, esto es un mundo paralelo.

Otro día más y mejor.

Arreveure.

1 comentarios:

Javi dijo...

Ya verás como te gusta el tebeo de Jeffrey Brown.
Y sí, trabajar de cara al público, SIEMPRE es lo peor.
Ánimo y paciencia.